Sheedo, la marca de papel plantable

Si te gustan las historias en las que los protagonistas son jóvenes emprendedores, productos únicos e innovadores y, además, existen los componentes de la creatividad y el éxito: la historia de Sheedo es la que te tenemos que contar.  Existen un sinfín de marcas que inspiran, que son diferentes al resto y esta es una de ellas. La marca creada por emprendedores que no superan los 25 años y que quisieron hacer historia.   Soñaban con crear una marca única, dotándola de un relato original y sostenible, de amor por nuestro planeta y por los seres vivos que habitan en él. Así, revolucionaron la industria papelera.  

Sheedo, el papel que da vida 

¿Imaginas poder usar un papel que ya no se tira a la basura, sino que se planta? Es posible gracias a los cuatro jóvenes que están detrás de Sheedo. La marca que puso sus ojos en los regalos promocionales, creando un papel sorprendente que podía ser plantado.  Daban salida a la necesidad de hacer regalos promocionales cumpliendo los requisitos de este tipo de productos: la originalidad y lo sorprendente de los mismos. ¿Acaso no te sorprendería si recibieras un regalo promocional que podrías plantar en lugar de tirar?  El algodón residual es el material que está detrás de lo que la marca defiende como una experiencia inolvidable. No es para menos si tienes en cuenta que un simple papel proporciona a quien lo recibe la posibilidad de crear vida. Ese es el verdadero espíritu de la marca, una cultura de marca sólida que atraviesa todo lo que hace.   

Sheedo, una de las marcas que inspiran por su crecimiento además de originalidad 

No obstante, debes saber que Sheedo no es solo la proveedora de este papel plantable. A lo largo del tiempo han sabido conquistar otros horizontes gracias a su cultura de marca, poniendo a la venta otro tipo de productos sumamente atractivos como las bolsas plantables, los bombones de semillas o sus kits de siembra.  Todo un universo, este de Sheedo, para quienes buscan regalos originales. ¿Imaginas este tipo de regalos en una boda? Es el momento de la originalidad y el compromiso, y de hacer algo por el medio ambiente. Imagen: sheedo.es

Juanita Banana, la divertida marca de moda con identidad propia

Maravilla Muñoz ha conseguido situar en el mapa a Priego de Córdoba gracias a Juanita Banana, una firma de ropa que ha logrado sorprendernos a todos colocando una de sus prendas en las páginas de la prestigiosa revista Vogue, «la Biblia de la moda» según esta joven diseñadora y empresaria que también hizo sus pinitos en el mundo de la fotografía y el diseño gráfico.  

Sus innovadoras camisas con estampados tropicales, sus faldas, camisetas, vestidos y chaquetas podemos encontrarlas ya en Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Córdoba, Almería, Burgos, Rota, Santiago de Compostela, Palma de Mallorca, Cádiz y Zaragoza. A finales de 2014, la artista cordobesa decidió embarcarse de lleno en su proyecto de moda y desde entonces no ha parado de crecer. 

El éxito de su marca se debe al relato que la atraviesa y a su carácter único. Sus padres, quienes trabajaron en la industria textil toda su vida, tuvieron que recortar plantilla tras la crisis que azotó España en el 2000. Principalmente, porque las marcas deslocalizaron su producción a otros países como China, Hong Kong, México, India o Bangladesh. Una tendencia hoy asociada a la contaminación y a la explotación laboral.  

Contrariamente a las marcas de moda rápida, Maravilla afirma que Juanita Banana busca “ser color y no un número”. Con tan solo dos manos es capaz de producir hasta 200 prendas al mes. Las tiradas de cada modelo están seriadas, para que cliente sepa cuántas prendas como esa hay y viva la experiencia de usar una prenda única en el mundo. Una marca muy comprometida con la producción sostenible y tradicional, que aspira a lo diferente, a la valoración del trabajo artesanal y a la originalidad.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

Marcas que enamoran por su singularidad 

Juanita Banana, el alter ego de Maravilla, es una de esas marcas que enamoran por su singularidad y los valores que trata de representar. Es una firma que defiende a capa y espada valores como la ética responsable y la sostenibilidad. Principios que aprendió viendo a sus padres dirigir una fábrica industrial de confección de camisas en su localidad natal. La empresaria cordobesa, de hecho, trabaja a destajo ocupándose de cada detalle para conseguir que su comercio local y responsable siga siendo viable a largo plazo. 

Y no son pocas las dificultades que encuentra para ello. Principalmente, dar con talleres en España que acepten sus producciones reducidas que hagan posible el crecimiento de la marca. La industria textil hoy en día solamente apuesta por grandes cantidades fabricadas en serie. 

Juanita Banana es un ejemplo de proyecto que logra conectar con su público gracias a un relato de esfuerzo incansable, superación y valores bien definidos.

Aitor Sánchez y Mi Dieta Cojea. Un ejemplo de marca personal que funciona.

Una generación que empezaba a perder la cabeza por todo lo considerado como saludable, la era digital, un poco de carisma y cosas que contar con fundamento. Esta ha sido la receta de Aitor Sánchez para hacerse con toda una marca personal. El secreto que debes conseguir si quieres correr la misma suerte. 

Muchos componentes, además de estar en el sitio adecuado en el mejor de los momentos, para este nutricionista de origen albaceteño. Todo un experto en dietas y autor de Mi dieta cojea. Una persona con una formación brillante cuando además confiesa estar en permanente formación con el objetivo de no quedarse atrás. ¿Quieres saber el secreto de este nutricionista convertido en marca? 

Aitor Sánchez y el adiós a algunos mitos

Una de las cosas que ha caracterizado a este nutricionista es su capacidad para conectar con su audiencia. El carisma es la herramienta que utiliza para llegar a ellos, ofreciendo algo que no es muy fácil de encontrar en las redes: honestidad, franqueza y ganas de compartir el conocimiento adquirido después de años y años de estudio, sin nada a cambio. Ha sabido sumar adeptos desmintiendo y desmontando mitos. Cuestionando a muchas mayorías y desmarcándose de creencias que hemos oído todos.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

En el contenido de su web https://www.midietacojea.com/aitor-sanchez/se encarga de desmentir mitos y fobias, como la necesidad de desayunar. Según este nutricionista, no pasa nada si un día te saltas la primera comida de la mañana.

La importancia de la carne en una dieta, lo inocuo de algunas bebidas alcohólicas como el vino o la cerveza o las lindezas de los lácteos son algunas afirmaciones históricas en el mundo de la nutrición. Creencias que Sánchez se ha encargado de construir un relato basado en desmentir filias y fobias. Más de las primeras que de las segundas, a tenor de la legión de seguidores en sus redes sociales. 

¿Preparado para seguir a Aitor Sánchez? Si lo estás, prepárate para oír cómo asegura que el desayuno no es la comida más importante del día. Lo son la comida y la cena. Prepárate para oír como desmiente verdades o falsas creencias con las que has crecido y que incluso habrás defendido.

Cómo integrar la marca en tus estrategias de empresa

Decimos que la marca es una huella trasversal porque está presente en todo lo que la empresa hace. Descubramos justo cómo hacer para integrar la marca en todas las acciones de la empresa. 

La marca es una promesa 

Una promesa que se le hace al consumidor, a los empleados, incluso a los proveedores. Es la herramienta que te permitirá conectar emocionalmente con tus stakeholders. Aquello que hará que te elijan por sobre otras marcas y que te recomienden.  

Las marcas más exitosas son las que han logrado desarrollar una cultura de marca sólida, coherente y de una sola pieza. Y precisamente esa es la manera de integrar la marca a tus estrategias de empresa: de principio a fin, teniendo en cuenta su realidad, desarrollando un relato que dé continuidad a todo lo que la marca hace, definir unos objetivos y la estrategia, y ejecutar un plan que permita afianzar ese proceso.  

Tus empleados 

La marca no crea únicamente clientes leales. También crea empleados leales, guiados por un marco, unos valores y unas creencias que identifican con la marca. La marca les ayuda a comprender el propósito del negocio, su razón de ser. Aquello que hace que la empresa funcione todos los días y el motivo por el que se levantan cada mañana.  

Ni más ni menos, tu marca está en los uniformes de tus empleados, en la atención al público y en cada respuesta ante una queja…y por supuesto, ante un halago. ¿Qué hay de ti? ¿Has logrado que tus empleados se enamoren de tu marca?

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

CONOCE NUESTRO PROGRAMA SHERPA SHEREZADE

 El packaging 

La marca también está en el packaging de tus productos. Por eso es sumamente importante que sea el resultado de un proceso previo, consciente. La comunicación y el marketing son fundamentales, pero ¿cómo serás capaz de tomar decisiones sin antes definir quién eres? 

Piensa en Mooma (link al artículo), una marca de quesos sin leche, libres de crueldad animal, que está revolucionando la forma en la que consumimos este alimento. Mooma, en vez de promocionar sus productos adoptando los mismos nombres utilizados por la industria láctea, trabaja desde la oposición. 

En vez de “Queso crema”, como describen las etiquetas de los productos de consumo habitual, el de Mooma reza: “Este no es un queso crema”. Y, según ellos mismos explican, no lo es porque a diferencia de los demás, su producto no debe su existencia a la explotación de ningún animal y no adiciona conservantes ni químicos. Una acción que no pudieron haber tomado sin antes decidir las bases de su marca, sus creencias y valores.   

Tu marca: tu día a día 

Desarrollar una cultura de marca fuerte es tan importante porque convivirás con ella todos los días y dará un marco a tus acciones. Piensa en una marca que se define como sostenible: ¿crees que utilizará papel en sus oficinas? O, ¿comprará insumos a un proveedor que no apoya el comercio justo?  

Piensa en aquello que hace a tu marca única, construye un relato poderoso y aplícalo a todas las actividades de la empresa. Solo entonces transfiere su esencia a las redes, a las estrategias de venta, a la hora de capacitar a tus empleados y de fidelizar a tus clientes.  

La marca debe reflejar la promesa que está haciendo, en todo momento y en todo lugar. ¿Qué está prometiéndole tu marca al mundo?

Haz que tu marca conecte. Solo así podrás dejar de pelear por el precio.

Las grandes compañías ven más allá de lo concreto. No venden productos o servicios, sino su propia interpretación del mundo. ¿Por qué alguien decide gastar 60.000 euros en un Rolex? El hecho es que no están comprando meramente un reloj, sino un estilo de vida extremadamente lujoso, un símbolo de influencia y de poder. Y no hace falta irse a casos extremos: el hipster que elige desayunar tostadas con aguacate, la señora que solo compra zapatos Camper, el cuarentón que se decanta por una Harley, la mamá que siempre elige la tienda Eco del centro… Se trata de marcas con un discurso que conecta emocionalmente con su público, independientemente de su tamaño.  

¿Te imaginas lo lejos que podría llegar tu negocio si lo dotaras de una personalidad única, si tuvieras seguidores en lugar de compradores? 

Para alcanzar el éxito, hay que saber perder 

Por diferentes que sean, hay algo en común entre las marcas que logran alcanzar el éxito: su carácter único. En ellas hay una personalidad poderosa que atraviesa todo su modo de actuar, dotándolo de sentido y de carácter. ¿Qué es la motocicleta Vespa sino una insignia de libertad y elegancia?  

Si nos fijamos, una marca y una secta tienen más puntos de contacto de los que imaginamos: Desarrollan una visión de la realidad tan sólida y coherente en sí misma que se convierte en elemento de culto y fácilmente logra la adhesión de una comunidad entera. Logran llegar al corazón de su público y establecer relaciones profundas que exceden los límites de lo concreto. Sus clientes, o sus fieles seguidores, son personas dispuestas a predicar “la palabra” de la marca como si de una religión se tratase.  

¿Qué sería de Vans si solo vendiera artículos de deportes? Sus fieles sienten devoción por el estilo de vida que representa, por su cultura de skate y de snowboard. Promueve eventos como “Go Skateboarding Day” y el conocido “Warped Tour”, un festival de música y deportes extremos. Un espíritu que posiblemente no logrará convertir a un hombre de oficina en los sesenta.  

Por eso las marcas también entienden que, para crecer, hay que perder. Porque una marca con un carácter fuerte toma decisiones, se posiciona frente a un tema, ama un estilo de vida y no se siente reconocido con otros. No pueden agradar a todo el mundo, y conviven con ello, porque saben que son sus rasgos identitarios los que se ganarán el rechazo de muchos, y a la vez, la fuerte adhesión de tantos otros.   

Apostar por reforzar tu relato te alejará de la pelea por el precio 

 Hay algo que estas marcas tienen en común: son diferentes. Fieles a su estilo, únicas. Y ahí está la clave. Para dejar de pelear por el precio tienes que definir los elementos identitarios de tu marca, dotarla de carácter y hacerla crecer a través de lo que la hace diferente. Porque es eso justamente lo que atraerá a tu comunidad.  

 Analiza tu negocio. Inicia un proceso de introspección que te ayude a concretar qué la define, qué la hace única, qué le gusta, qué cuestiones apoya y qué otras no. Por ejemplo, si tu empresa fuera una persona, ¿cómo se vestiría?, ¿sería urbana o rural?, ¿qué deporte practicaría?, ¿qué valores defendería?  

Y a partir de ahí podrás comenzar un nuevo camino. Te encontrarás frente la posibilidad de definir unos objetivos y de diseñar una estrategia que te permita llevar ese relato al corazón de tu público, buscando alternativas que se ajusten a la realidad de tu marca y a su identidad. ¿Ya sabes cómo hacerlo? Lee el siguiente artículo.

VENDE MÁS UTILIZANDO UN BUEN STORYTELLING DE VENTASmejora tus ventas y haz que tu equipo comercial deje de pelear por el precio

Apostar por reforzar tu relato te alejará de la pelea por el precio 

 Hay algo que estas marcas tienen en común: son diferentes. Fieles a su estilo, únicas. Y ahí está la clave. Para dejar de pelear por el precio tienes que definir los elementos identitarios de tu marca, dotarla de carácter y hacerla crecer a través de lo que la hace diferente. Porque es eso justamente lo que atraerá a tu comunidad.  

 Analiza tu negocio. Inicia un proceso de introspección que te ayude a concretar qué la define, qué la hace única, qué le gusta, qué cuestiones apoya y qué otras no. Por ejemplo, si tu empresa fuera una persona, ¿cómo se vestiría?, ¿sería urbana o rural?, ¿qué deporte practicaría?, ¿qué valores defendería?  

Y a partir de ahí podrás comenzar un nuevo camino. Te encontrarás frente la posibilidad de definir unos objetivos y de diseñar una estrategia que te permita llevar ese relato al corazón de tu público, buscando alternativas que se ajusten a la realidad de tu marca y a su identidad. ¿Ya sabes cómo hacerlo? Lee el siguiente artículo.