Aprende a analizar el entorno de tu marca en 4 pasos

¿Sabes que tu marca tiene una cara ocultaSi nunca has aplicado la Ventana de Joharite queda mucho por descubrir.  

Siempre decimos que la marca es lo que dicen de ti cuando no estás en la habitaciónEstá determinada por dos visiones: lo que tú crees que es y lo que los demás perciben de ella. Uno puede esforzarse mucho en desarrollarla o tomar decisiones que te permitan producir más. Peroinevitablemente, tu público es quien acaba completándola.   

La Ventana de Johari es una técnica psicológica creada en 1955 por los psicólogos Joseph Luft y Harrington Ingham. Desde entonces, se aplica para conocer más en profundidad la relación entre uno mismo y el entorno. Dado que las empresas son fundadas por seres humanos, también resulta un excelente método para conocer a fondo el área oculta de tu marca.   

Veamos de qué se trata:

La Ventana de Johari parte del supuesto de que existen ciertos aspectos que la marca conoce de sí misma y otros tantos que pertenecen al plano de lo desconocido. Analicemos los cuadrantes tomando como ejemplo a grandes marcas:  

  • Área abierta: Lo que una marca cree que es y lo que su audiencia conoce de ella. Pregunta a cualquier persona qué es lo que te da Red Bull y te será difícil encontrar a alguien que no responda: “¡Alas!”. Indiscutiblemente, la marca de bebida energizante sorprende cada año con su atrevimiento y su espíritu aventurero. Entonces, podemos decir que hay coincidencia entre la identidad de marca (lo que Red Bull dice ser) y la imagen de marca (la percepción de los demás).  
  • Área ciegaUn área desconocida por la marca, se trata de lo que la audiencia piensa de la marca y ve de ella. Tiempo atrás, Mc Donald´s quiso reposicionarse como una marca “ecológica” y hasta incorporó en sus menús opciones saludables. Pero el público no acompañó este cambio, lo que llevó a la marca a una crisis económica, de identidad y de posicionamiento.  
  • Área oculta: Lo que la marca sabe que es y conoce de sí misma pero es desconocido para la audiencia. En este caso podemos hablar de Rawvana, la influencer vegana que ha hecho de sus recetas y su estilo de vida vegano, un negocio. Ella defendía fervientemente al veganismo y aseguraba que desde que adoptó esos hábitos alimenticios se sentía mucho mejor y estaba más saludable. Sin embargo, hace un tiempo ha sido fotografiada infraganti comiendo huevo y pescado, y su área oculta fue develada: Su casi millón y medio de seguidores descubrió que durante todo ese tiempo la influencer había tenido serios problemas de salud y que, por ese motivo, se había visto obligada a consumir proteína animal. ¡Vaya secreto! 
  • Área desconocida: Es un área que tanto la marca como la audiencia desconocen. Representa las amenazas latentes de las que, hasta el momento, nadie ha tomado conciencia. Es decir, contempla la existencia de posibles errores o contingencias que en un futuro podrían afectar la reputación o incluso la supervivencia de la empresa. 

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

CONOCE NUESTRO PROGRAMA SHERPA SHEREZADE

Pero no todo es negativo. Porque también en esta área se encuentran las potencialidades de la marca. Posibles oportunidades que la empresa aún no ha contemplado y que podrían hacerla crecer a pasos agigantados. Piensa en Michelin. El fundador de la marca de neumáticos ni se imaginaba que acabaría premiando a los mejores chefs y restaurantes del mundo.  

 

Ahora bien¿Cómo hago para aplicar la Ventana de Johari a mi marca? 

Como ocurre con las personas, no todo el mundo es capaz de autoanalizarse objetivamente. Y lo mismo sucede con las marcasEn ocasiones, desde el interior, es difícil vislumbrar potencialidades, detectar su historia y sus orígenes, su razón de ser, su misión y su contexto de manera objetiva. El día que estés dispuesto a transitar ese camino, será necesario iniciar un proceso de aprendizaje y de descubrimiento. Un proceso que puede iniciar contigo, pero que se completa con la interacción de terceras personas.

Celeste Barber, la marca personal creada a base de humor positivo

¿Quién te dijo que el humor no tiene tirón?

La actriz australiana Celeste Barber es un ejemplo de cómo se pueden utilizar la comicidad y el ingenio para conseguir una marca personal sólida y reconocible. Su modus operandi es claro: basarse en una fotografía o situación cómica o divertida de las celebridades para, posteriormente, hacer su propia versión. Esta imitación es más mundana, hilarante y terrenal. 

Y es que muchas veces las estrellas más famosas exponen su día a día sin tapujos, como si la gente normal pudiera seguir ese tren de vida o tuviera sus cuerpos y su dinero. No es así. Por eso nos divierte ese contraste entre las celebridades y la gente normal. 

El humor como marca personal 

 

Celeste Barber ha conseguido una identidad de marca reconocible basada en el humor. Con sus parodias encandila a su público, que ve en ella a una persona cercana con ironía que podría ser cualquiera de tus amigas. Ha imitado poses y episodios de estrellas tan dispares como Justin Bieber, Beyoncé, Jennifer Lopez, Gwyneth Paltrow y un largo etcétera, muchas de las cuales se han tomado con buen talante la parodia. 

Millones de seguidores siguen a esta ocurrente influencer que ha conseguido monetizar su marca, ser reconocida en todo el mundo y hasta salir en varias portadas de revistas, como la famosa publicación InStyle. El feedback con su público es clave, pues la actriz y comediante cuida mucho la interacción con sus fans. «Mucha gente me ha escrito diciendo que tras verme se sienten mejor con sus cuerpos», dijo Celeste Barber en relación con su perfil de Instagram. 

 

Es obvio que no todo en la vida es postureo, aquello que la hace verdaderamente conectar con su público es la forma en la que se comunica con ellos. Entabla un diálogo regido por la naturalidad, que acorta las distancias entre las celebridades y los simples mortales. Celeste Barber ha cultivado una marca personal y un relato fuera de serie, de una manera polifacética, original y desenfadada. Un ejemplo de cómo usar el humor para concienciar, divertir y hacerte pasar un buen rato, y lo que es más importante aún: conectar emocionalmente con tu audiencia.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

Mommus, el queso sin leche que sorprende a todos

¿Eres un gran amante del queso? Entonces te encantará este artículo en el que descubriremos Mommus, una marca innovadora que está teniendo mucho éxito. Un queso que ha tenido una excelente acogida entre los veganos y vegetarianos, ya que no contiene ingredientes de origen animal. También es apto para los intolerantes a la lactosa. En definitiva, un queso apto para todo el mundo, con un aroma y un sabor exquisitos. ¿Cómo hace Mommus para hacerse un lugar entre los quesos tradicionales? El secreto está en su relato de marca.  

Mommus, el queso sin leche que está revolucionando el mercado 

Los fundadores de Mommus son Cristina Quinto y Juan Ignacio Baracat. Crearon la marca con el claro objetivo de conquistar el mercado vegano y dar a conocer nuevos sabores. Los quesos son curados y se fabrican sin leche, con ingredientes totalmente orgánicos como los frutos secos. Uno de los productos más vendidos es uno que emula ser un queso camembert, ya que por el momento es el único sustitutivo de origen vegetal de este queso que existe en España.  Además del camembert, esta marca innovadora ofrece a sus clientes otros muchos tipos de queso que suponen una verdadera experiencia para el paladar. Mommus también tiene en su catálogo quesos saborizados, de ajo y tomate seco, por ejemplo.  Todos los quesos están elaborados con frutos secos, fermentos y mucho cariño. Los quesos pasan entre 2 y 8 semanas en las cámaras de curado para obtener su sabor y aroma característicos. Todos los ingredientes son 100 % naturales, sin necesidad de utilizar conservantes.  Y esta marca surge en un momento muy particular. Un momento en el que se habla cada vez más sobre las consecuencias de la industria láctea en los animales y sobre las adulteraciones que recibe la materia prima obtenida por la vía industrial.   El queso sin leche responde a una realidad que se hace oír y a un público que busca alternativas ante la crueldad animal. De hecho, según expresa la marca, sus productos están hechos con amor, siguiendo sus principios de salud, sostenibilidad ambiental y compasión. Y así conectan con su público, bajo un compromiso con los animales, con el medio ambiente y con las personas.    Y la forma en la que logran comunicar su cultura de marca también es muy especial. Por ejemplo, la etiqueta del símil queso camembert reza: “Esto no es un queso camembert”. Porque este, a diferencia demás, no ha sido producto de la explotación animal. Respeta todas las vidas sintientes: El camembert de Momuus es vida.    Esta marca innovadora que ha obtenido el galardón Pascual Startup en la categoría «Productos y servicios vinculados a la nutrición». Innovadora, porque ha logrado darle una vuelta de tuerca a un producto que tradicionalmente ha ocupado un lugar en la mesa de cada familia. Es una alternativa excelente para aquellos que sean intolerantes a la lactosa, hayan decidido prescindir de los ingredientes de origen animal en su dieta o, simplemente, quieran vivir la experiencia de probar los sabores del siglo XXI. Imagen: www.mommus.com

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

Inuit, cosmética sólida ecológica fabricada en España

Actualmente, el cuidado del medio ambiente es algo con lo que debemos comprometernos todos. Y, en ese es precisamente el relato de Inuit, una marca respetuosa con el medio ambiente que está teniendo un gran éxito en la sociedad actual. Una marca 100 % comprometida con el entorno en el que vivimos, que cuida todos y cada uno de los detalles de sus productos cosméticos. Pero, sobre todo, se trata de una marca que ha logrado darle una vuelta de tuerca al concepto del jabón y forjar un relato que lo convierte prácticamente en un objeto de culto, dándole una nueva vida a los aceites, mantecas y esencias naturales.  

Conoce cómo surgió Inuit 

Inuit es una marca creada por personas para las personas. Nació de la mano de Mónica y Eloy, quienes habían dedicado gran parte de su vida a trabajar en grandes empresas. Fue así como se dieron cuenta de que las cosas podían hacerse mucho mejor. Además, tenían el pleno convencimiento de que este no era un pensamiento únicamente suyo, sino que compartían con buena parte de la sociedad. Partiendo de esta idea, nació Inuit, una marca respetuosa con el medio ambiente. 

Por qué es una marca respetuosa con el medio ambiente…y las personas 

Sumaron más personas a su proyecto: Beatriz Montañana, Solo, Raquel y Jorge. Todos ellos dieron forma a lo que actualmente es Inuit. Más allá de la extraordinaria calidad de sus productos, el packaging es eco y minimalista, una elección que se alinea a su relato y que destaca sobre el resto, conectando con un público que se preocupa por la conservación del medio ambiente.   Uno de los productos estrella de su catálogo es el champú potenciador de volumen. A diferencia de los champús industriales, la propuesta de Inuit escapa lo convencional. Están compuestos únicamente por materia prima orgánica, y con una comunicación alineada a su relato han logrado posicionarse como una marca que ve más allá de lo orgánico y acerca estos productos en los que cree fervientemente, a un precio asequible para todos los que deseen optar por ese estilo de vida.   Un champú compuesto de principios vegetales. Por un lado, el aceite de ricino, que engrosa la fibra capilar. Por otro lado, la arcilla de rosa, con propiedades purificantes y voluminizadoras. Y, por último, el aceite de germen de trigo, que nutre el cabello en profundidad sin apelmazarlo. Un mix de ingredientes naturales que le darán a tu melena la vitalidad que necesita.  Pero además de comprometerse con el medio ambiente, Inuit se compromete a ofrecer los mejores productos, sin colorantes ni aromas, con los ingredientes más puros, atravesados por una filosofía que predica honestidad y simpleza.   Si estás buscando una marca con un relato de pureza y sostenibilidad, Inuit es justo lo que necesitas. Imagen: inuitsoap.com

¿Competir por el precio? Con una marca sólida no entrarás en esa batalla  

Los grandes no compiten por el precio. Y lo sabes. En todos los sectores hay empresas que tienen siempre sus precios por encima de la media. Y, sin embargo, no solo siguen funcionando, sino que aumentan su distancia con respecto al resto. Son los Rolls Royce de su categoría: son admirados por el resto y queridos por la clientela. ¿Te imaginas lo que podría significar para tu negocio que tus clientes ni preguntaran el precio antes de decidir? 

Bajar el precio puede ser una estrategia… o una ruina

Bajar los precios ha sido una estrategia acertada… en algunas circunstancias. De hecho, en los últimos años hay grandes marcas que han hecho del low-cost su modo de vida. Pero se han basado, sobre todo, en formular de otro modo la cadena de valor: han quitado intermediarios (como Amazon), han eliminado servicios (como muchas aseguradoras) o han prescindido de esa parte de su valor que el cliente no aprecia (como las aerolíneas de bajo coste).  

Si nos fijamos, veremos que la maquinaria low-cost está formada, en realidad, por nuevos modelos de negocio. Se parecen a los anteriores, pero son otros. Y están desplazando a muchas pymes que solo encuentran una fórmula para competir: seguir peleando por el precio. Y todos sabemos que este no es un buen camino porque, reconozcámoslo, por muy bien que se hagan los análisis económicos y por mucho que se optimice la producción, cada céntimo que bajamos del precio es un riesgo que añadimos a nuestra empresa. De hecho, bajar los precios significa: 

  • Aumentar la carga de trabajo a tu equipo con el correspondiente desgaste físico y mental. 
  • Rebajar la atención a tu cliente y, por lo tanto, fidelizar menos. 
  • Conseguir que tu negocio dependa siempre de los precios de la competencia.  

VENDE MÁS UTILIZANDO UN BUEN STORYTELLING DE VENTASmejora tus ventas y haz que tu equipo comercial deje de pelear por el precio

Lo peor de todo es que entre los competidores se instala una dinámica ruinosa basada en la guerra de precios en la que todos pierden. 

Apostar por reforzar tu marca te alejará de la pelea por el precio  

Hay otras alternativas. Y la más viable para una pyme es seguir el camino que nos señalan los grandes: consolidar tu marca. ¿Marca para una zapatería de barrio?, ¿marca para una correduría de seguros?, ¿para un pequeño fabricante de plásticos? Definitivamente, sí. Porque solo la marca te dará una diferenciación efectiva y duradera. 

Y es que ahí está la clave: diferenciarte. Como decía Sun Tzu en El arte de la guerra, la mejor victoria es vencer sin combatir. Así que, para dejar de pelear por el precio tienes que salir de esa batalla por un céntimo arriba o abajo y comenzar a ofrecer algo diferente… o que parezca diferente. Porque puede ser el mismo servicio con un espíritu distinto, o el mismo producto centrado en otro público. Si te parece imposible piensa en TOUS, que inició su ascensión cuando en España la joyería estaba denostada; o en todas esas zapatillas de espíritu millennial que están copando el mercado. 

Mira a tu alrededor. Estudia con atención la realidad que te rodea y analiza tu sector. Luego estudia con calma tu propio negocio. Verás los espacios que aún puedes utilizar para poder diferenciarte… y no tener que pelear por el precio. 

Y una vez que hayas visto ese espacio que podrías ocupar habrá comenzado tu transformación. Habrá llegado entonces el momento de comenzar a pensar cómo vas a conectar con esa clientela que apostará por ti.