La marca personal única de Megan Jayne Crabbe

Tu historia es tu marca. Basta solo con mirar a Megan Jayne Crabbe, quien ha sabido hacer de Bodyposipanda su marca personal. En sus redes sociales verás que de vez en cuando comparte imágenes de ella antes y después de superar una enfermedad que la vio en las peores condiciones: la anorexia. La mayoría de los comentarios y mensajes privados que recibe son positivos, de gente agradeciéndole que cuente su experiencia y mostrándose orgullosos de su valentía.

Claro que también hay espacio para las críticas que cuestionan a Megan Jayne por engordar y así estropear su cuerpo. Ella, fiel a sí misma, decide contestar de forma respetuosa y sin ningún tipo de miedo, dándonos a todos una gran lección de confianza en nosotros mismos. Porque no se puede agradar a todos, ¿no?

Una interpretación del mundo inspiradora

La marca personal única de Megan es un ejemplo para el mundo, ya que la anorexia es una de las enfermedades más complicadas de superar y ha logrado transformarla en una vivencia inspiradora, que le permite dejar una huella en las personas que no están conformes con su cuerpo o transitando la enfermedad. Tal y como la propia Megan Jayne explica, lo que de verdad es importante no está a la vista.

En una de sus publicaciones asegura que la felicidad no es simplemente una talla. Afirma que ha perdido demasiado tiempo creyendo que esto era así, y ahora no va a dejar que otros sigan sin saber que deben ser felices tal y como son. Uno de los mensajes más bonitos que verás de la creadora de Bodyposipanda es que la libertad mental es lo más importante.

Sin lugar a dudas, Bodyposipanda cuenta con un relato que es una verdadera lección de vida, que le permite conectar con su audiencia desde el plano emocional. Un relato que hace que su marca personal deje una huella en la mente de sus seguidores y -sobre todo-en sus corazones.

Aitor Sánchez y Mi Dieta Cojea. Un ejemplo de marca personal que funciona.

Una generación que empezaba a perder la cabeza por todo lo considerado como saludable, la era digital, un poco de carisma y cosas que contar con fundamento. Esta ha sido la receta de Aitor Sánchez para hacerse con toda una marca personal. El secreto que debes conseguir si quieres correr la misma suerte. 

Muchos componentes, además de estar en el sitio adecuado en el mejor de los momentos, para este nutricionista de origen albaceteño. Todo un experto en dietas y autor de Mi dieta cojea. Una persona con una formación brillante cuando además confiesa estar en permanente formación con el objetivo de no quedarse atrás. ¿Quieres saber el secreto de este nutricionista convertido en marca? 

Aitor Sánchez y el adiós a algunos mitos

Una de las cosas que ha caracterizado a este nutricionista es su capacidad para conectar con su audiencia. El carisma es la herramienta que utiliza para llegar a ellos, ofreciendo algo que no es muy fácil de encontrar en las redes: honestidad, franqueza y ganas de compartir el conocimiento adquirido después de años y años de estudio, sin nada a cambio. Ha sabido sumar adeptos desmintiendo y desmontando mitos. Cuestionando a muchas mayorías y desmarcándose de creencias que hemos oído todos.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

En el contenido de su web https://www.midietacojea.com/aitor-sanchez/se encarga de desmentir mitos y fobias, como la necesidad de desayunar. Según este nutricionista, no pasa nada si un día te saltas la primera comida de la mañana.

La importancia de la carne en una dieta, lo inocuo de algunas bebidas alcohólicas como el vino o la cerveza o las lindezas de los lácteos son algunas afirmaciones históricas en el mundo de la nutrición. Creencias que Sánchez se ha encargado de construir un relato basado en desmentir filias y fobias. Más de las primeras que de las segundas, a tenor de la legión de seguidores en sus redes sociales. 

¿Preparado para seguir a Aitor Sánchez? Si lo estás, prepárate para oír cómo asegura que el desayuno no es la comida más importante del día. Lo son la comida y la cena. Prepárate para oír como desmiente verdades o falsas creencias con las que has crecido y que incluso habrás defendido.

Celeste Barber, la marca personal creada a base de humor positivo

¿Quién te dijo que el humor no tiene tirón?

La actriz australiana Celeste Barber es un ejemplo de cómo se pueden utilizar la comicidad y el ingenio para conseguir una marca personal sólida y reconocible. Su modus operandi es claro: basarse en una fotografía o situación cómica o divertida de las celebridades para, posteriormente, hacer su propia versión. Esta imitación es más mundana, hilarante y terrenal. 

Y es que muchas veces las estrellas más famosas exponen su día a día sin tapujos, como si la gente normal pudiera seguir ese tren de vida o tuviera sus cuerpos y su dinero. No es así. Por eso nos divierte ese contraste entre las celebridades y la gente normal. 

El humor como marca personal 

 

Celeste Barber ha conseguido una identidad de marca reconocible basada en el humor. Con sus parodias encandila a su público, que ve en ella a una persona cercana con ironía que podría ser cualquiera de tus amigas. Ha imitado poses y episodios de estrellas tan dispares como Justin Bieber, Beyoncé, Jennifer Lopez, Gwyneth Paltrow y un largo etcétera, muchas de las cuales se han tomado con buen talante la parodia. 

Millones de seguidores siguen a esta ocurrente influencer que ha conseguido monetizar su marca, ser reconocida en todo el mundo y hasta salir en varias portadas de revistas, como la famosa publicación InStyle. El feedback con su público es clave, pues la actriz y comediante cuida mucho la interacción con sus fans. «Mucha gente me ha escrito diciendo que tras verme se sienten mejor con sus cuerpos», dijo Celeste Barber en relación con su perfil de Instagram. 

 

Es obvio que no todo en la vida es postureo, aquello que la hace verdaderamente conectar con su público es la forma en la que se comunica con ellos. Entabla un diálogo regido por la naturalidad, que acorta las distancias entre las celebridades y los simples mortales. Celeste Barber ha cultivado una marca personal y un relato fuera de serie, de una manera polifacética, original y desenfadada. Un ejemplo de cómo usar el humor para concienciar, divertir y hacerte pasar un buen rato, y lo que es más importante aún: conectar emocionalmente con tu audiencia.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

Luz Rello: una marca personal para el aplauso

La marca personal de Luz Rello nos interesa porque es única, genuina e inspiradora. El caso es que, cuando era niña, no se sentía igual a sus compañeros de clase. Dedicaba interminables horas de estudio, a memorizar, a hacer esquemas y a repasar los temas de la curricula una y otra vez. Cualquiera pensaría que era una alumna que sacaba puros dieces. Pero para la sorpresa de todos, suspendía la mayoría de las asignaturas. 

El fracaso escolar había dañado su autoestima. Luz había llegado a pensar que nunca se graduaría. Fueron años de trabajo duro y muchas frustraciones, en los que se privaba de llevar una infancia normal con el afán de mejorar su rendimiento académico… aunque ese esfuerzo no se viera reflejado en sus calificaciones. Hasta que una de sus maestras interpretó las señales: Luz era disléxica. Una noticia que para ella se presentó como una bocanada de aire fresco, porque finalmente comprendió lo que le pasaba y supo convertir esa condición en una fortaleza. 

¿Quieres saber cómo destacar la personalidad única de tu marca y hacerla más atractiva?

CONOCE NUESTRO PROGRAMA SHERPA GLOBAL

Lo curioso es que ahora sigue dedicando interminables horas de estudio, pero lo hace por motivos distintos. No solo terminó la escuela, sino que se formó como licenciada en Lingüística y finalizó un Máster en Procesamiento del Lenguaje Natural. Luego llegó el turno del Doctorado, que la consagró como investigadora de la Universidad de Carnegie Mellon, donde actualmente trabaja. Su motor es crear herramientas para superar ese mismo trastorno que la hizo padecer sus años de escuela y descubrir cómo podemos ayudar a las personas disléxicas mediante la tecnología. Su condición es, ahora, su materia de estudio. 

Hace unos años fundó Change Dyslexia, una organización con el objetivo de reducir las tasas de abandono escolar debidas a la dislexia. Y creó Dytective, una herramienta que ayuda a superar las tres barreras de esta condición: su difícil detección, las dificultades en la lecto-escritura y las dificultades socioeconómicas de quienes la padecen. Le han ofrecido mucho dinero por la licencia de esta aplicación, pero hasta el momento, su más profundo deseo ha sido el de poner esas herramientas al servicio de todo el mundo 

La marca personal de Luz funciona porque ella entendió a la dislexia como una característica propia, pero no como una limitación. Después de todo, aquel diagnóstico solo significaba que su cerebro procesaba la información de manera distinta. Sin embargo, la dislexia no le impidió tener un exitosísimo desarrollo profesional. ¿Luz llegó tan lejos a pesar de su dislexia? ¿O la dislexia fue, en cambio, un motor que la motivó a llegar aún más lejos? 

[activecampaign form=7]

Activismo coherente, la marca de Greta Thunberg

Es joven, es decidida y es implacable. Y, sobre todo, ofrece una marca personal coherente, profundamente coherente. No es de extrañar que su nombre sea hoy sinónimo de activismo a ultranza. Porque, si hay alguien que ha logrado acaparar la atención del mundo por su compromiso para reducir el impacto del hombre en el medio ambiente es Greta Thunberg.

Con tan solo 16 años, esta joven sueca se ha plantado frente a cuantiosas audiencias para dar a conocer sus inquietudes con respecto al estado de emergencia climática que transita nuestro planeta. Y “dar a conocer sus inquietudes” es un decir, porque la adolescente hace mucho más que eso. Insta a todo el mundo a hacer algo sobre esta problemática y, sobre todo, a actuar de manera urgente, porque tiene en claro que, en lo que respecta a mejorar el estado del planeta, ya estamos llegando tarde.

Una chica diferente y radical

La pionera del movimiento “Viernes por el Futuro” (#FridaysforFuture) tiene un perfil muy particular. En su cuenta de Instagram informa a sus seguidores de que padece el síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista. Para ella, esta condición la hace diferente, y ser diferente es “un regalo”. Considera que el Asperger la obliga a pensar fuera del marco tradicional y que, gracias a ello, se ha involucrado tanto en los problemas climáticos.

Pero Greta también destaca porque su marca personal es pura coherencia. Para la joven no hay grises, en una entrevista para la BBC que puedes ver aquí, explica que, a diferencia de muchas personas, no puede salirse de las reglas de la sostenibilidad. Después de todo, no se puede ser “poco sostenible”: o eres sostenible, o no lo eres.

¿Sabes cómo lograr un relato que identifique tu marca y la haga única?

En los mayores foros mundiales

Greta ha llevado sus encendidos y emotivos discursos a numerosos espacios públicos, desde el Foro Económico Mundial y el Comité Económico y social Europeo hasta la asamblea francesa y la reciente Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU. Precisamente para asistir a esta última reunión, la joven sueca viajó a Nueva York convirtiendo su viaje en un medio más para comunicar su activismo. Y es que la opción más lógica para realizar este tipo de viaje sería la vía aérea, pero la joven, consciente de las emisiones contaminantes de los aviones, optó por una opción más alineada con sus ideales y cambio los pies de altura por millas náuticas.

El pasado 14 de agosto, Greta zarpó desde el puerto de Plymouth, Inglaterra, a bordo del Malizia II, un velero de competición que puso a disposición Pierre Casiraghi, el hijo de la princesa Carolina de Mónaco. Durante las dos semanas de viaje, Greta estuvo acompañada por su padre, un cámara de televisión y el skipper Boris Herrmann, el primer alemán en competir en la Vendeé Globe.

En la ciudad, Greta utiliza solo medios de transporte públicos para trasladarse de un lugar a otro. Una decisión que puede sorprender a muchos, pero que, visto desde el punto de vista de la coherencia, no podría ser de otra manera. Por pura coherencia.

[activecampaign form=7]